¿Cómo funciona un marcapasos?

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que se implanta en el pecho (lado derecho o izquierdo) y que ayuda a controlar los latidos del corazón. Se utiliza para evitar que el corazón lata demasiado lento y su implantación requiere de un procedimiento quirúrgico.

Según la afección cardíaca se implantará uno de los siguentes tipos de marcapasos:

  • Marcapasos monocamerales: Este tipo de marcapasos generalmente transporta impulsos eléctricos al ventrículo derecho del corazón.
  • Marcapasos bicamerales: Este tipo de marcapasos transporta impulsos eléctricos al ventrículo derecho y a la aurícula derecha  del corazón para ayudar a controlar el tiempo de las contracciones dentre las dos cámaras.
  • Marcapasos biventriculares: El marcapasos biventricular es para personas que tienen insuficiencia cardíaca y problemas con los latidos. Este tipo de marcapasos estimula ambas cavidades inferiores del corazón (ventrículos derechos e izquierdo) para que el corazón lata de manera más eficaz.

¿Por qué se implanta?

Un marcapasos se implanta para ayudar a controlar los latidos cardíacos. El médico puede recomendarte un marcapasos temporal cuando tienes latidos cardíacos lentos (bradicardia) después de un ataque cardíaco, una cirugía o una sobredosis de medicamentos, pero de lo contrario, se espera que tus latidos cardíacos se recuperen. Se puede implantar un marcapasos de forma permanente para corregir los latidos cardíacos lentos o irregulares crónicos o para ayudar a tratar la insuficiencia cardíaca.

¿Cómo late el corazón?

El corazón es una bomba muscular del tamaño de un puño con cuatro cámaras, dos a la izquierda y dos a la derecha. Las cámaras superiores (aurículas derecha e izquierda) y las cámaras inferiores (ventrículos derecho e izquierdo) trabajan con el sistema eléctrico del corazón para mantenerlo latiendo a un ritmo adecuado, generalmente de 60 a 100 latidos por minuto para los adultos en reposo.

El sistema eléctrico del corazón controla los latidos del corazón, comenzando por un grupo de células en la parte superior del corazón (nódulo sinusal) y extendiéndose hasta la parte inferior de modo tal que se contraiga y bombee sangre. El envejecimiento, el daño al músculo del corazón por un ataque cardíaco, algunos medicamentos y ciertas afecciones genéticas pueden causar un ritmo cardíaco anormal.

¿Qué hace un marcapasos?

Los marcapasos funcionan solo cuando es necesario. Si los latidos del corazón son demasiado lentos (bradicardia), el marcapasos envía señales eléctricas al corazón para corregir los latidos.

Algunos marcapasos más nuevos también tienen sensores que detectan el movimiento del cuerpo o la frecuencia respiratoria, lo que les indica que aumenten la frecuencia cardíaca durante el ejercicio, según sea necesario.

Un marcapasos consta de dos partes:

  • Generador de pulso. Este pequeño recipiente metálico alberga una batería y el circuito eléctrico que controla la frecuencia de impulsos eléctricos enviados al corazón.
  • Cables (electrodos). Se colocan de uno a tres cables aislados flexibles en una o más cavidades del corazón y estos envían los impulsos eléctricos para adaptar a la frecuencia cardíaca. Sin embargo, algunos marcapasos más nuevos no requieren cables. Estos dispositivos, que se llaman marcapasos inalámbricos, se implantan directamente en el músculo cardíaco.

Riesgos

Las complicaciones relacionadas con la cirugía para implantar el marcapasos o con tener un marcapasos son poco frecuentes, pero podrían incluir lo siguiente:

  • Infección cerca del lugar del corazón donde se ha implantado el dispositivo
  • Hinchazón, hematoma o sangrado en el lugar del marcapasos, especialmente si tomas anticoagulantes
  • Coágulos sanguíneos (tromboembolia) cerca del lugar donde se encuentra el marcapasos
  • Daño en los vasos sanguíneos o nervios cercanos al marcapasos
  • Colapso pulmonar (neumotórax)
  • Sangre en el espacio entre el pulmón y la pared torácica (hemotórax)
  • Movimiento (desplazamiento) del dispositivo o de las derivaciones

¿Cómo te preparas?

Antes de que tu médico decida si necesitas un marcapasos, te harán varias pruebas para encontrar la causa de tu ritmo cardíaco irregular. Las pruebas que se realizan antes de colocar un marcapasos pueden incluir:

  • Electrocardiograma. Esta prueba rápida e indolora mide la actividad eléctrica del corazón. Se colocan parches adhesivos (electrodos) en el pecho y, a veces, en los brazos y las piernas. Tienen cables que conectan los electrodos a una computadora que muestra los resultados. Un electrocardiograma puede mostrar si el corazón late demasiado rápido, demasiado lento o si no late.
  • Monitoreo Holter. Un monitor Holter es un dispositivo portátil pequeño que lleva un seguimiento del ritmo cardíaco. Es posible que el médico te pida que uses un monitor Holter durante 1 a 2 días. Durante ese tiempo, el dispositivo registra todos los latidos del corazón. El monitoreo con Holter es especialmente útil para diagnosticar problemas relacionados con los latidos que ocurren en momentos impredecibles. Algunos dispositivos personales, como los relojes inteligentes, ofrecen monitoreo de electrocardiograma. Pregúntale a tu médico si esta es una opción para ti.
  • Ecocardiograma. Esta prueba no invasiva utiliza ondas sonoras para producir imágenes del tamaño, la estructura y el movimiento del corazón.
  • Prueba de esfuerzo. Algunos problemas cardíacos aparecen solo durante el ejercicio. Para una prueba de esfuerzo, se realiza un electrocardiograma antes e inmediatamente después de haber caminado en la cinta o haber montado una bicicleta fija. A veces, se realiza una prueba de esfuerzo junto con una ecocardiografía o un diagnóstico por imágenes de medicina nuclear.

Antes del procedimiento

Probablemente estarás despierto durante la cirugía para implantar el marcapasos, la cual suele llevar algunas horas. El especialista insertará una vía intravenosa en el antebrazo o en la mano y te dará un medicamento que se llama sedante, el cual te ayudará a relajarte. Se limpia el pecho con un jabón especial.

La mayoría de los implantes de marcapasos se realizan con anestesia local para adormecer el área de las incisiones. Sin embargo, la cantidad de sedación necesaria para el procedimiento depende de las enfermedades que tengas. Es posible que estés totalmente despierto o ligeramente sedado, o que se te administre anestesia general (totalmente dormido).

Durante el procedimiento

Se insertan uno o más alambres en una vena principal debajo o cerca de la clavícula y se guían hasta el corazón mediante imágenes de rayos X. Un extremo de cada alambre se fija en la posición correcta en el corazón, mientras que el otro extremo se conecta al generador de pulso, que suele implantarse debajo de la piel cerca de la clavícula.

El marcapasos sin cables es más pequeño y generalmente requiere una cirugía menos invasiva para implantarlo. El generador de impulsos y otras partes del marcapasos están contenidos dentro de una sola cápsula. El médico inserta una vaina flexible (catéter) en una vena en la ingle y luego guía el componente único del marcapasos a través del catéter hasta la posición indicada en el corazón.

Después del procedimiento

Probablemente permanezcas en el hospital durante un día después de que te hayan implantado un marcapasos. El marcapasos se programará para que se adapte a tus necesidades de ritmo cardíaco. Deberás coordinar con alguien para que te lleve a tu casa desde el hospital.

El médico puede recomendarte que evites el ejercicio vigoroso o el levantamiento de objetos pesados durante aproximadamente un mes. Evita ejercer presión sobre el área donde se implantó el marcapasos. Si sientes dolor en esa área, pregúntale al médico si puedes tomar medicamentos de venta sin receta, como acetaminofén (Tylenol u otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros).

Precauciones especiales

Es poco probable que tu marcapasos deje de funcionar adecuadamente debido a una interferencia eléctrica. A pesar de eso, deberás tomar algunas precauciones:

  • Teléfonos móviles. Es seguro hablar por teléfono móvil, pero debes mantenerlo a una distancia mínima de 6 pulgadas (15 centímetros) del marcapasos. No guardes el teléfono en el bolsillo de la camisa. Cuando hables por teléfono, sostenlo en la oreja opuesta al lado donde se te implantó el marcapasos.
  • Sistemas de seguridad. Pasar por un detector de metales en el aeropuerto no interferirá en tu marcapasos, aunque el metal en el interior de este podría activar la alarma. Sin embargo, evita permanecer cerca o apoyarte contra un sistema de detección de metales.

    Para evitar posibles problemas, lleva una tarjeta de identificación donde diga que tienes un marcapasos.

  • Equipos médicos. Asegúrate de que todos tus médicos y dentistas sepan que tienes un marcapasos. Ciertos procedimientos médicos, como la resonancia magnética, las tomografías computarizadas, la radioterapia para el cáncer, la electrocauterización para controlar el sangrado durante una cirugía y la litotricia por ondas de choque para romper cálculos renales grandes o cálculos biliares podrían interferir en el marcapasos.
  • Equipo generador de energía. Mantente por lo menos a 2 pies (61 cm) de equipos de soldar, transformadores de alto voltaje o sistemas con generador de motor. Si trabajas alrededor de dicho equipo, pídele al médico que coordine una prueba en tu lugar de trabajo para determinar si el equipo afecta tu marcapasos.

Entre los dispositivos que son poco probables de interferir en tu marcapasos, se incluyen los hornos de microondas, los televisores y controles remotos, las radios, las tostadoras, las mantas eléctricas, las afeitadoras eléctricas y los taladros eléctricos.

Resultados

Un marcapasos debería mejorar los síntomas causados por los latidos lentos, como fatiga, aturdimiento y desmayos. Debido a que en su mayoría los marcapasos actuales se ajustan automáticamente a la frecuencia cardíaca de acuerdo con el nivel de actividad física, te pueden permitir retomar un estilo de vida más activo.

Tu médico te debe controlar el marcapasos cada 3 a 6 meses. Dile a tu médico si aumentas de peso, si las piernas o los tobillos se te hinchan, o si te desmayas o te mareas.

Tu médico puede revisar la mayoría de los marcapasos de manera remota, lo que significa que no es necesario que vayas al consultorio. El marcapasos envía información al médico, como la frecuencia y el ritmo cardíacos, el funcionamiento del marcapasos y la duración de la batería.

La batería de tu marcapasos debería durar entre 5 y 15 años. Cuando la batería se agote, te deberán hacer una cirugía para reemplazarla. El procedimiento para cambiar la batería del marcapasos suele ser más rápido y requiere menos tiempo de recuperación que el procedimiento para implantar el marcapasos.

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.